Barrilete, Museo de los Niños

NOVEDADES

24/08/2015

Así despedían a Mafalda en Santa Fe

La llegada de El Mundo según Mafalda fue un verdadero suceso para los santafesinos. Así lo transmite el equipo que tuvo a su cargo el desarrollo de la muestra, en la siguiente carta de despedida:

“Gratamente nos sorprendió esta experiencia, no fue una simple muestra. Hemos vivido situaciones que seguramente permanecerán en nuestro recuerdo tan frescas como los recuerdos que despertaron los diferentes objetos que nos hicieron viajar por un rato a un pasado que nos habían contado o que vagamente recordábamos.
Vimos como los abuelos le contaron a sus nietos que ellos no usaban mochila para la escuela sino “ese” portafolios; que los llamados por teléfono no eran caminando por toda la casa o en la calle, como hacemos con el celular, sino sentaditos en un sillón, sosteniendo ese tubo negro pesado y “discando” el número de un amigo; que la música venía en esos discos de vinilo y se reproducía en ese aparato raro que llamaban Winco; que la tele era en blanco y negro; que no se conocía la palabra “minimalista” en los adornos o en los muebles del comedor.
Más de uno se emocionó al verse en un lugar casi igual a “la casa de la abuela”.
Nos hizo recordar quién nos regaló la Mafalda 1 y porqué habíamos sido tan fanáticos de esta nenita.
Aprendimos de la historia de su autor y porque lo consideramos un gran referente de nuestra cultura popular, aprendimos que la sopa era la dictadura, le prestamos atención a tiras que no habíamos visto detenidamente en el libro; asociamos a cada personaje, después de conocerlo en profundidad, con algún amigo o familiar.
Nos encontramos con sus fans, que con asombro descubrimos que van desde los 6 años hasta el infinito.
Tuvimos muchas situaciones divertidas, sonreímos, recordamos, nos reencontramos, vimos caras que hacía mucho no veíamos porque Mafalda nos convocó a todos a su mundo y no fue casualidad.
Rescatamos el respeto de los vecinos que la visitaron porque la muestra vuelve a Córdoba intacta, porque todo se podía tocar, pero con cuidado. Y asi lo hicimos, aun cuando fuimos cerca de 2000 personas que recorrían en simultáneo todos los espacios.
Sale el camión, Mafalda va de regreso a su casa de Córdoba y después, seguramente partirá hacia quien sabe que lugar del mundo… la vamos a extrañar pero nos guardamos un recuerdo imborrable de todo lo que nos permitió durante estos días, con su frescura, su crítica y su ingenio”.

« VOLVER